miércoles, mayo 22

El blindaje del francés irrita a los comercios de Quebec | Negocios

La defensa de la lengua francesa es un asunto serio en la provincia canadiense de Quebec desde hace décadas. Distintas medidas se han puesto en marcha para tratar de proteger esta singularidad lingüística; también como un contrapeso al bilingüismo promovido tradicionalmente desde Ottawa. El 84,1% de los francófonos de Canadá vive actualmente en Quebec. El Gobierno provincial de François Legault está efectuando una serie de modificaciones para endurecer los criterios relacionados con este idioma en la esfera comercial. Dichos cambios entrarán en vigor en junio de 2025. Sin embargo, diversas asociaciones solicitan al Ejecutivo revisar su posición al respecto.

La Federación de Cámaras de Comercio de Quebec, el Consejo Canadiense de Comercio Minorista y la Federación Canadiense de la Empresa Independiente, entre otros organismos, pidieron criterios menos estrictos en una carta abierta publicada el pasado 20 de abril. También solicitaron que el nuevo marco entre en vigor en una fecha posterior a la establecida, ya que aún no se han hecho públicos algunos detalles relacionados con las reglas de aplicación.

Entre las nuevas disposiciones destaca que el francés deberá ocupar al menos dos tercios en las fachadas y vitrinas de los comercios. Asimismo, si un texto está escrito en francés y en otro idioma en el mismo soporte, los caracteres en lengua francesa tendrán que ser al menos el doble de grandes. El reglamento aún en vigor indica que pueden estar escritos en francés y en otra lengua, a condición de que las palabras en francés “predominen claramente”.

Además de los gastos derivados, las asociaciones comerciales lamentan el viacrucis burocrático, especialmente para pequeñas y medianas empresas. La normativa hace excepciones respecto a marcas previamente registradas, siempre y cuando no exista una versión oficial en francés. El Gobierno afirma que la mayoría de los comercios ya cumple con los criterios que se impondrán en 2025. También calcula que el coste para adaptarse a los nuevos criterios oscilará entre siete y 15 millones de dólares canadienses (4,7 y 10,2 millones de euros, respectivamente). Sin embargo, los líderes del sector ponen en duda dichas cifras.

Otra modificación tiene que ver con los electrodomésticos. Las letras e instrucciones grabadas en dichos aparatos deberán aparecer en francés. Las asociaciones comerciales temen que algunos fabricantes dejen de enviar sus electrodomésticos a Quebec; también que los consumidores recurran más a su compra online en plataformas fuera de la provincia. “Estos sitios no están obligados a respetar las reglas”, subrayan. Las preocupaciones incluso han cruzado la frontera: a finales de enero, representantes de la Administración de Biden expresaron a sus pares canadienses inquietudes por los potenciales impactos del nuevo marco quebequés en empresas estadounidenses.

Un pilar político

Jean-François Roberge, ministro de la Lengua Francesa, ha señalado que estos cambios, contemplados desde 2022, tienen como objetivo “reforzar el perfil lingüístico francófono de Quebec e incrementar el lugar que ocupa el francés en los comercios”. Las nuevas disposiciones a escala comercial forman parte de una serie de medidas realizadas por el Gobierno de Legault para incrementar la protección del francés en distintas esferas, tales como la educación y los servicios públicos. Roberge ha dado muestras de que las peticiones de los comerciantes no alterarán sus planes. El francés representa uno de los pilares del programa gubernamental de Legault; un político que se define como ferviente nacionalista, pero que descarta embarcarse en aventuras independentistas.

Pese a que se encuentra fuera de los alcances de la reforma en el campo comercial, el idioma de acogida en los establecimientos es un asunto que inquieta desde hace tiempo a distintos sectores. De acuerdo a un estudio de la Oficina Quebequesa de la Lengua Francesa, la tasa de comercios de Montreal que dan la bienvenida únicamente en francés pasó del 84% en 2010 al 71% en 2023.

Aquí puede consultar las últimas Cartas del corresponsal

Sigue toda la información de Economía y Negocios en Facebook y X, o en nuestra newsletter semanal

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites

_