sábado, julio 13

El Gobierno prevé la creación de 875.000 nuevos empleos de aquí a 2025 | Economía

El Gobierno ha vuelto a hacer gala del buen desempeño de la actividad económica, una tendencia que prevé se mantenga en los próximos años, con el empleo como joya de la corona representativa de su fortaleza. Entre 2024 y 2025 se generarán 875.000 nuevos puestos de trabajo, de acuerdo con el Informe de Situación Macroeconómica que ha presentado este martes el ministro de Economía, Carlos Cuerpo, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros. De hecho, el sucesor de Nadia Calviño ha afirmado que el empleo es “la columna vertebral del patrón de crecimiento equilibrado”.

Para este año, el Ejecutivo prevé la generación de 507.000 nuevos puestos de trabajo, y que esta cifra se sitúe en 368.000 en 2025, en línea con las previsiones del Programa de Estabilidad de abril, tras un crecimiento de 652.000 personas el pasado. La tasa de desempleo, por su parte, disminuirá cerca de un punto el ejercicio que viene, hasta el 11,2%, y seguirá su senda descendente el siguiente, pero aún sin lograr rebajar el umbral psicológico del doble dígito —se quedará en el 10,7% en 2025—, un hito para el cual habrá que esperar más.

El mercado laboral ha dado más de una sorpresa —para bien— en los últimos años, desde su resistencia durante la pandemia hasta el vigor demostrado en tiempos más recientes. La temporalidad se ha reducido y en abril se ha batido un nuevo récord: el número de afiliados medios a la Seguridad Social rompió la barrera de los 21 millones, un hito desde que hay registros. Además cae el número de parados, que bajó en 60.500 personas y se situó en 2.666.500 desempleados, el nivel más bajo en más de tres lustros. Con todo, la tasa de paro española es la más alta de Europa, casi el doble que la media de los Veintisiete (6,5%).

Según el informe presentado por Cuerpo, una suerte de recopilación de los últimos datos económicos disponibles, entre 2018 y el arranque de 2024 se ha registrado un crecimiento marcado de los empleos en sectores de alto valor añadido, como son la informática, la I+D+i y la ciencia, y desde la reforma laboral hay 3,5 millones más de contratos indefinidos. La productividad, el talón de Aquiles de la economía —una espina en el flanco también para Europa—, también habría mantenido una trayectoria creciente desde la pandemia.

Las previsiones del Gobierno —que Cuerpo ha confirmado este martes, sin modificarlas— apuntan a un crecimiento del 2% para este ejercicio y del 1,9% para el que viene, una ralentización si se comparan con los años anteriores en la que influye la pérdida de impulso del rebote pospandémico, pero muy por encima de los pronósticos que se manejan para las economías del entorno.

“Acabamos de mandar unas revisiones a la Comisión Europea con el mantenimiento de nuestra cifra del 2% para el crecimiento en 2024, donde estamos muy cómodos”, dijo, tras asegurar que “a corto plazo no prevemos ninguna actualización adicional”, ya que “queremos ser prudentes”, ha asegurado Cuerpo, quien ha recordado que estas previsiones serán la base para diseñar los Presupuestos para 2025, la próxima gran tarea de Hacienda tras renunciar a las cuentas de este año.

Cuentas públicas

El impulso económico también seguirá funcionando como un bálsamo sobre las cuentas públicas. El déficit, del 3,6% del PIB marcado este año —un dato mejor al 3,9% previsto—, lograría ya en 2024 alcanzar el 3% que exigen las reglas fiscales europeas, que vuelven a estar en vigor tras la suspensión obligada por la pandemia antes y la crisis energética después. En 2025, el Gobierno confía en que se reduzca ulteriormente, hasta el 2,5%, una tasa “particularmente importante” porque permitiría lograr superávit primario, ha destacado Cuerpo. “Si descontamos la carga de intereses estaríamos generando un superávit presupuestario y esto es muy importante para ser capaces de seguir reduciendo la deuda hacia adelante”.

El Ejecutivo prevé una ratio de deuda del 105,5% del PIB para este año, y del 104,1% el próximo año, “para ir poco a poco llegando al objetivo del 100% a finales de la legislatura”, ha detallado el ministro. Una cifra, en este caso, muy por encima de lo que marcan las reglas europeas (60%).

Cuerpo también ha asegurado que el Gobierno va a trabajar “por llegar a tiempo” para conseguir el desembolso completo del cuarto pago de los fondos europeos, que se quedó en el aire después de que el Congreso tumbara la reforma del subsidio de desempleo, una modificación que ahora sí cuenta con los apoyos necesarios. También ha asegurado que de los 70.000 millones de subvenciones de los fondos europeos, la mitad ya ha llegado a la economía real, y ha destacado que España es la cuarta economía receptora de inversiones directas extranjeras, la primera en materia energética.

También señaló que el Ejecutov prevé cerrar a breve “un acuerdo con el Banco Europeo de Inversiones para canalizar 20.000 millones a través del Fondo de Resiliencia Autonómica”, donde las comunidades autónomas tendrán “un rol aumentado tanto en términos de gobernanza como en términos de selección de los proyectos de inversión”.

Sigue toda la información de Economía y Negocios en Facebook y X, o en nuestra newsletter semanal

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites

_