jueves, mayo 23

FMI: Georgieva dice que la inmigración está actuando como motor económico de Estados Unidos | Economía

Estados Unidos se ha convertido en el motor inesperado de la economía mundial. Mientras Europa renquea, la primera economía del mundo ha desafiado las expectativas y los presagios de recesión con una resistencia sorprendente. El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha revisado al alza las previsiones para Estados Unidos mientras rebaja las de Europa. Este jueves, su directora gerente, Kristalina Georgieva, ha señalado que son tres los factores que están marcando la diferencia: la innovación, la inmigración y la energía.

“Estados Unidos se beneficia de la abundante mano de obra que cruza la frontera. Esto crea un problema político interno, y no todos los que cruzan la frontera aportan algo positivo a la economía, pero esa oferta de mano de obra también da a Estados Unidos otra ventaja comparativa: los salarios no suben porque no hay una fuerte presión por falta de mano de obra sobre el crecimiento salarial”, ha señalado Georgieva este jueves en una rueda de prensa en la que ha presentado la agenda de actuación del organismo que dirige.

En cuanto a los otros dos factores, la economista búlgara ha indicado que en Estados Unidos es más fácil convertir ideas innovadoras en empresas de éxito, mientras que en Europa aún “queda trabajo por hacer para dar rienda suelta a la innovación”, ha afirmado. Y en lo relativo a energía, Estados Unidos ha batido un récord de exportaciones mientras que Europa se ha visto penalizada por la carestía energética derivada de la guerra de Ucrania, ya que su principal fuente de suministro barato antes de este conflicto era Rusia.

Georgieva ha subrayado que la economía mundial ha demostrado ser sorprendentemente resistente frente a las subidas de los tipos de interés y la inestabilidad geopolítica desatada por las guerras de Ucrania y Gaza. “A pesar de estos múltiples choques y de las restrictivas condiciones financieras, el crecimiento se mantiene firmemente en terreno positivo. Y hemos mejorado ligeramente nuestra previsión para este año hasta el 3,2%. Sin embargo, hay mucho de qué preocuparse”, ha añadido.

La directora gerente del FMI ha indicado que “la inflación ha bajado, pero no ha desaparecido”. En Estados Unidos, ha señalado, “la otra cara de la moneda” de un crecimiento económico inesperadamente fuerte es que “se está tardando más de lo previsto” en controlar la subida de precios. Georgieva ha admitido que el debate sobre cuándo empezará a bajar los tipos de interés la Reserva Federal de Estados Unidos, dada la fortaleza de la economía estadounidense, está dominando las reuniones de primavera del FMI. Y ha confesado que aún espera que haya rebajas en 2024, pero es consciente de que la fortaleza del dólar preocupa en algunos países.

Además, ha añadido, las perspectivas de crecimiento a medio plazo, en torno al 3%, son las más bajas en décadas. Estas se ven frenadas por una ralentización generalizada de la productividad. Y las divergencias dentro de cada grupo de países, y entre ellos, son cada vez mayores, con los países más pobres aún más rezagados.

Tres prioridades

Georgieva ha fijado tres prioridades como mensaje del FMI. En primer lugar, reconstruir los colchones fiscales. “Llevamos mucho tiempo defendiendo que, mientras los bancos centrales persiguen el retorno de la inflación a su objetivo, pueden utilizar cierta ayuda del lado fiscal. Ahora la restricción fiscal se está volviendo aún más importante por derecho propio, porque la capacidad fiscal está agotada en la mayoría de los países”, ha dicho. “Ha llegado el momento de adoptar marcos a medio plazo para la consolidación fiscal”, ha añadido. “En un mundo en el que las crisis no cesan, los países deben reforzar urgentemente su capacidad de resistencia fiscal para estar preparados ante la próxima crisis”.

La segunda prioridad es revivir el crecimiento a través de reformas estructurales. “El refuerzo de la gobernanza, la reducción de la burocracia, el aumento de la participación de la mujer en el mercado laboral y la mejora del acceso al capital son esenciales para el crecimiento, y más aún las reformas estructurales que aumentan la productividad y la inversión en capital humano, la transición ecológica y digital, con la inteligencia artificial ya sobre nosotros”, ha dicho la directora gerente del Fondo.

Una de las razones del lento crecimiento mundial, según Georgieva, es la decepcionante mejora de la productividad. Ha asegurado que los países no habían encontrado la forma más eficiente de combinar trabajadores y tecnología y que los años de bajos tipos de interés habían permitido que “empresas que no eran competitivas se mantuvieran a flote’’. La tercera prioridad de la máxima responsable del FMI, que ha sido elegida para un segundo mandato de cinco años al frente del organismo, es renovar el compromiso del Fondo con sus miembros, con apoyo financiero a los países que lo necesiten.

España amplía sus acuerdos migratorios

La ministra de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones de España, Elma Saiz, confirmó este jueves en Washington la ampliación del programa por el que España se ha comprometido a recibir con un empleo hasta 500 inmigrantes latinoamericanos que hayan solicitado refugio como consecuencia de un acuerdo trilateral con Estados Unidos y Canadá que se empezó a gestar en la Cumbre de las Américas de junio de 2022. Ya hay más de 80 personas que han participado en el primer contingente de este programa.

Como parte de su viaje a Washington en el que participa en las reuniones del FMI y el Banco Mundial, Saiz anunció este jueves la inversión de 890.000 euros en el Fondo Español para América Latina y el Caribe (SFLAC, en inglés), un programa gestionado por el Banco Mundial que promueve un nuevo modelo de migración entre los países de origen y destino. El programa se pondrá en marcha, en primer lugar, con Ecuador, Colombia y República Dominicana, tres países que cuentan con una importante diáspora en España.

Sigue toda la información de Economía y Negocios en Facebook y X, o en nuestra newsletter semanal