jueves, abril 18

Montse Tomé, sobre la ausencia de Mapi y Guijarro: “Necesitamos jugadoras que estén comprometidas” | Fútbol | Deportes

Sorprendió que la seleccionadora Montse Tomé diera una lista -como viene siendo habitual, a través de las redes sociales y una hora antes de su comparecencia ante los medios- de 25 futbolistas cuando el cupo máximo es de 23. La decisión, sin embargo, se entiende si se amplía la mirilla, pues los dos próximos envites de la Liga de las Naciones (el 1 de diciembre ante Italia en Pontevedra; y el 5 contra Suecia en Málaga) son trascendentales para el futuro inmediato del equipo, ya que le valdría con un empate para clasificarse para las semifinales. Y, de ganar en el siguiente escalón, España estaría por primera vez en unos Juegos Olímpicos [en este caso de París 2024]. Del mismo modo, que haya dos jugadoras más en la lista se comprende desde la vertiente física, pues Alexia Putellas e Irenes Paredes han sido incluidas a pesar de no haber podido disputar sus últimos encuentros con el Barcelona.

Parece que Paredes no tendrá problema alguno, superado ya su proceso febril por amigdalitis, aunque queda por ver cómo está la dos veces Balón de Oro, que tampoco estará este miércoles en el duelo europeo ante el Eintracht. Un mal gesto en la rodilla izquierda -la que se rompió hace algo más de un año- le ha llevado a maltraer. “Son dos casos especiales. Hemos hecho un seguimiento con los servicios médicos de su club, con los de readaptación y también con los preparadores físicos. A partir del lunes, cuando se entrenen con nosotras, las valoraremos″, resolvió Tomé.

Son tiempos de armonía en la selección después del tsunami que desató el ya expresidente de la federación Luis Rubiales por el beso no consentido a Jennifer Hermoso. Al menos, se está en el cauce correcto. “De cómo empezó a como estamos ahora, es positivo. Se trata de tener más tranquilidad y un contexto idóneo para trabajar”, convino la seleccionadora, que amplió: “Juntos podemos ser mejores. Para potenciar el fútbol femenino tiene que trabajar cada uno dentro de su área y ayudarse. Estamos en la línea de comunicarnos mejor y más, y se está cumpliendo”. Se refería, claro, al pacto que alcanzaron las jugadoras con el CSD y con la federación, donde se trabajaría en los derechos básicos de las futbolistas, también como mujeres y madres.

Pero a Tomé lo que le ocupa es el fútbol, ganar a la selección azzurra. “Vamos con la máxima ambición. Tenemos puesta mucha energía porque sabemos que si ganamos a Italia estaremos a un paso de los Juegos. Hemos trabajado todo el mes para ver cómo afrontar estos dos partidos”, explicó. Para ello, conformó una lista continuista, donde sigue sin tener espacio Alba Redondo, delantera que funcionó de maravilla en el Mundial. “Tenemos la suerte de tener un amplio número de jugadoras de gran capacidad y nivel. Valoramos todo lo que hacen y tratamos de tomar las mejores decisiones. Animamos a todas a seguir trabajando”, descifró al tiempo que incluía a Maitane en su discurso, que ha ganado recientemente la WNSL con Gotham estadounidense. Aunque recordó: “Tenemos variabilidad y polivalencia en el equipo. Y nosotros no probamos; salimos con la idea de ganar”.

Lo harán, en cualquier caso, con las jugadoras que se han comprometido con la selección por más que el revuelo y el guirigay fuera casi una norma después del Mundial e incluso en la primera convocatoria de Tomé, donde varias jugadoras fueron citadas con la amenaza de quitarles la licencia si se negaban a atender la llamada. Ninguna más capital que la azulgrana Mapi León; o su compañera Patri Guijarro, absueltas del compromiso y sin castigo después del pacto de Oliva, y que todavía no han levantado la mano para volver. “Hemos coincidido en algún evento y respeto a las decisiones que tomen”, se arrancó Tomé. “Necesitamos jugadoras que quieran venir, que quieran estar y que estén comprometidas. Cuando estén en predisposición de venir, seguiremos valorándolas como hasta ahora”, concluyó, sin cerrarles las puertas, señal de identidad de esta época en la selección. Porque ganar es algo que sigue haciendo desde que disputó el Mundial, toda vez que en esta Liga de las Naciones cuenta los cuatro encuentro disputados por victorias. Las semifinales, a la vuelta de la esquina. Los Juegos, después de doblarla.

Las 25 convocadas por Monste Tomé:

Porteras: Cata Coll, Misa Rodríguez, Enith Salón.

Defensas: Ona Batlle, Oihane Hernández, María Méndez, Laia Codina, Irene Paredes, Ivana Andrés, Laia Aleixandri.

Mediocentros: Olga Carmona, María Pérez, Teresa Abelleira, Maite Oroz, Aitana Bonmatí, Fiamma Benítez, Jenni Hermoso y Alexia Putellas.

Delanteras: Eva Navarro, Athenea del Castillo, Inma Gabarro, Esther González, Salma Paralluelo, Lucía García y Mariona Caldentey.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y X, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *