viernes, junio 14

Rally Dakar 2024: Tosha Schareina se presenta ante el gran público al vencer la etapa prólogo del Dakar | Deportes

Tosha Schareina, piloto valenciano de 28 años, no ha esperado ni a la primera etapa para demostrar su ambición y ritmo en su primer Dakar a lomos de una moto oficial. La perla del motociclismo off-road español pudo presumir de victoria en la prólogo con la Honda, una de las favoritas a levantar el Touareg de aquí a dos semanas en Yanbu. Él está aquí para ganarlo, y así lo comentaba ya en la previa, algo escondido detrás de sus otros cinco compañeros de marca, más experimentados y con más galones dentro de la caravana.

Con un tiempo de 17m35s, Schareina doblegó a Daniel Sanders (GasGas) y Ross Branch (Hero), superando a la siguiente Honda oficial, la del francés Adrien Van Beveren, por 24s. Joan Barreda, el piloto con más triunfos en activo (29), empezó con mala pata su nueva andadura. Una caída sin aparentes consecuencias le hizo perder algo de tiempo y cruzó la meta decimoquinto a 1m25s. Unas diferencias que empezarán a contar para la clasificación y que, además, servirán para establecer el orden de salida de la etapa del sábado entre Al-Ula y Al Hanakiyah, primera especial de la 46ª edición del rally, con 405 kilómetros bajo el cronómetro y otros 127 de enlace.

Schareina, que empezó a correr de bien niño inspirándose en su tío Mariano, aficionado al motocross, dudó sobre si seguir los pasos de sus ídolos sobre el asfalto, desde Sete Gibernau hasta Marc Márquez. A base de trabajo y talento, pronto se hizo un hueco en el Mundial de Enduro. Durante su carrera, hubo varios momentos en los que estuvo a punto de quedarse sin moto, especialmente cuando persiguió su sueño en los rallies. Después de su positivo 13º puesto en la edición del año pasado, Ruben Faría, director deportivo de Honda, le llamó a última hora para ficharle para el ejército rojo de la marca japonesa. Tras colgar el teléfono a una semana del rally de Sonora, tomó un vuelo, fue a México y pudo probar apenas tres días antes de debutar con la nueva moto. Sorprendió a todos con un segundo puesto, su primer podio en el Mundial de Rally-Raid (W2RC).

Su brillante 2023, donde también ganó la Baja Aragón y el Desafío Ruta 40, otra de las pruebas mundialistas, le ha confirmado como uno de los jóvenes de mayor proyección en la competición, y este Dakar puede ser simplemente su confirmación. “El objetivo final es luchar por la victoria, pero sé que todavía estoy en un proceso de aprendizaje. Soy el más joven del equipo y estoy aprendiendo mucho de mis compañeros. Lo que me da confianza y gratitud es que estamos dando todos los pasos para llegar un día a ganar el Dakar”, explicaba antes de viajar a Arabia Saudí.

Schareina, un especialista en caminos y pistas, ha demostrado su velocidad a tiro fijo. Su punto débil son las dunas, donde cuenta con mucha menos experiencia que sus grandes rivales por la corona. “La primera semana y la maratón Chrono 48h serán cruciales”, apuntaba el gran protagonista del día. En categoría de coches, Carlos Sainz terminó este primer fogueo de 27 kilómetros sin impacto en la clasificación en 32ª plaza, a 2m,18s del ganador. Su compañero en Audi, Mattias Ekstrom, se llevó el triunfo por delante de Seth Quintero (Toyota), joven promesa estadounidense, y el francés Sebastien Loeb (Prodrive), con un tiempo de 16m30s. Los diez primeros clasificados de la etapa de hoy elegirán su puesto de salida mañana, en la primera oportunidad de jugar a la estrategia en este Dakar.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y X, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.