Superman López, suspendido cuatro años por dopaje | Ciclismo | Deportes

Superman López, suspendido cuatro años por dopaje | Ciclismo | Deportes

La Unión Ciclista Internacional (UCI) anunció el miércoles que su Tribunal Antidopaje había condenado a Miguel Ángel, Superman, López a una sanción de cuatro años de suspensión (del 25 de julio de 2023, fecha en que comenzó su sanción provisional, al 24 de julio de 2027) por posesión y uso durante los primeros días del Giro de Italia de 2022 de la sustancia menotropina (o HMG Lepori, gonadotropina menopáusica humana), una hormona indicada para problemas de fertilidad femenina y prohibida en el deporte por sus efectos anabolizantes. La decisión puede ser recurrida ante el Tribunal Arbitral del Deporte (TAS).

“Como recordatorio, el procedimiento disciplinario se inició a raíz de una investigación llevada a cabo por la Agencia Internacional de Controles (ITA) basada en pruebas obtenidas de la Guardia Civil española y de la Organización Española Antidopaje (CELAD) en la denominada Operación Ilex, relativa al Dr. Marcos Maynar”, señala la federación internacional en el comunicado oficial en el que hace pública la sanción. “La UCI se congratula de esta valiosa colaboración”.

Uno de los capítulos de la Operación Ílex, llevada a cabo por la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil durante varios meses, consiste en la transcripción de las conversaciones por Whatsapp entre Maynar, el exdirector alicantino Vicente Belda, ya implicado en la Operación Puerto, y su hijo Vicente, masajista en el Astana, el equipo de Superman, en la primavera de 2022, los días anteriores a la salida del Giro de Budapest. En ellas se refleja el envío por parte de Maynar de unas ampollas de menotropina a Vicente Belda hijo, desde Cáceres a su domicilio de Cocentaina, Alicante, con la petición de que las transportara con él a Budapest para inyectárselas al corredor el 4 de mayo, antes de la primera etapa de la corsa rosa. La Guardia Civil interceptó el envío para comprobar que consistía realmente en las ampollas prohibidas anunciadas por Maynar y luego le dio vía libre para que llegara a su destinatario. En un interrogatorio posterior, Belda hijo, admitió haberlas recibido, pero insistió ante la Guardia Civil en que las había tirado a la basura porque le daba miedo atravesar media Europa con ellas. Sin embargo, posteriores cruces de mensajes entre Belda y Maynar confirmaron que se las había inyectado al ciclista, pero con tan mal efecto que le habían dejado prácticamente cojo. Por esta razón, Superman, se retiró nada más comenzar la cuarta etapa del Giro, con final en la cima del volcán Etna.

La acusación en el procedimiento sancionador ha estado a cargo de la Agencia Internacional de Controles (ITA), organismo internacional creado por el Comité Olímpico Internacional (COI) y que atiende la lucha antidopaje de varias federaciones internacionales. Sus responsables contaron para ello con las pruebas obtenidas por la UCO en su investigación.

La segunda parte de la historia, el juicio por el presunto delito penal de dopaje cometido por Maynar, Belda padre e hijo y otros acusados, pero no Superman (según la ley penal española, el deportista, el consumidor, siempre es víctima del dopaje, no autor), está a la espera de que la jueza del Juzgado número 4 de Cáceres, Aida de la Cruz, atienda los escritos de acusación de la Fiscalía y la abogacía del Estado, y procese a los investigados en un juicio oral en el que la Fiscalía entiende llamar como testigo a Superman, el fenómeno de Pesca, Boyacá, y uno de los mejores ciclistas colombianos del siglo, ganador de la Volta a Catalunya de 2019 y del Tour de Suiza de 2016, y de grandes etapas de montaña en el Tour y la Vuelta, así como tercer clasificado en la Vuelta y el Giro de 2018.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y X, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

By Maria Encarnacion Viñas

You May Also Like