domingo, abril 14

Twitter: Bruselas abre una investigación a X por difusión de desinformación tras el ataque de Hamás | Internacional

La Comisión Europea ha abierto una investigación a X (antes Twitter) por la difusión de contenido ilegal y desinformación, en particular la difusión de contenido terrorista y violento y el discurso de odio. La Comisión están investigando el cumplimiento de X con la nueva Ley de Servicios Digitales (DSA), incluso con respecto a sus políticas y prácticas de avisos sobre contenido ilegal, el manejo de quejas, la evaluación de riesgos y las medidas para mitigar los riesgos identificados. Los servicios del organismo comunitario están facultados para solicitar más información a X con el fin de verificar la correcta aplicación de la ley. El paso dado por el departamento encabezado por Thierry Breton, el comisario de Mercado Interior y Servicios, se ha producido después de que Bruselas advirtiera a X, del empresario Elon Musk, sobre contenidos manipulados e ilegales diseminados a raíz del ataque del grupo islamista Hamás a Israel.

La red social X asegura que ha eliminado cientos de cuentas vinculadas al grupo islamista Hamás y que está tomando medidas para combatir la desinformación. En una carta firmada por su directora ejecutiva, Linda Yaccarino, la plataforma encabezada por Elon Musk contesta así a esas primeras advertencias de la Comisión Europea que, también por carta, avisaba el lunes de que tras los ataques en Israel, X se estaba usando para diseminar contenido ilegal y manipulado y daba 24 horas a la compañía para responder con medidas para paliar el problema. Pese a la respuesta de la red social, permanecen en línea contenidos falsos y manipulados, según han identificado expertos en desinformación.

“Hemos tomado diligentemente acciones productivas para eliminar contenido que viola nuestras políticas, incluido: discurso violento, medios manipulados y medios gráficos”, dice la misiva de Yaccarino, difundida también en X, donde se está desarrollando una confrontación pública entre Musk y el comisario Thierry Breton, que encabeza las demandas de Bruselas y que ha puesto el foco desde hace meses en la lucha contra la desinformación.

X asegura que ha respondido más de 80 solicitudes de eliminación de contenido y que no ha recibido avisos de Europol. En su carta a la Comisión Europea da un listado de elementos prohibidos en X, como cuentas de entidades violentas, cuentas que glorifiquen ataques extremistas y amenazas. “Eso también incluye amenazar con dañar viviendas, refugios de civiles o infraestructuras esenciales para las actividades diarias, cívicas o comerciales”, dice la misiva de la plataforma. Un paseo por X muestra, sin embargo, que contenido de este tipo sigue siendo visible. La red social prohíbe contenido manipulado, pero también se puede encontrar en la plataforma. El propio Musk recomendó, para seguir lo que sucede en el conflicto, cuentas que se ha demostrado que difundían contenido manipulado.

La red social, a la que con la apertura de investigación se requiere que aporte nueva información a los servicios de la Comisión antes del 18 de octubre de 2023, ha experimentado grandes cambios en su política de seguridad desde que Musk se hizo con el control de la compañía. No participa en el código voluntario europeo contra la desinformación, lo que preocupa al Ejecutivo comunitario. Ahora, Bruselas, a través de Thierry Breton, está instando a X y a otras plataformas, como Meta o TikTok, a perseguir el contenido falso e ilegal y tomar medidas como las que prevé la nueva Ley de Servicios Digitales (DSA), que dicta que las plataformas deben eliminar el contenido ilegal y abordar los riesgos para la seguridad pública y la protección de la ciudadanía, según explican fuentes comunitarias.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.

Suscríbete

Con esa ley en la mano, Bretón urgió el martes a X a eliminar el contenido ilegal que, según afirmó, los expertos habían localizado —desde imágenes de videojuegos que se hacen pasar por reales a instantáneas de otros conflictos y vídeos manipulados— y a tomar medidas. La red social encabezada por Musk asegura que un buen sistema para evitar la desinformación y la manipulación es colocar avisos y notas públicas tras las publicaciones, además de “limitar las interacciones” de ese contenido a través de la alteración del algoritmo, según la carta. “Estas acciones están destinadas a limitar el alcance de la publicación mientras se mantiene la capacidad del público para verla y discutirla”, sigue la directora de X.

X, que se puede enfrentar a una multa de hasta el 6% de la facturación mundial —o incluso a recibir la prohibición para operar en Europa si el incumplimiento es reiterado— asegura, además, que ha redistribuido recursos y reorientado a varios equipos internos para hacer frente a la oleada de contenido ilegal y falsificado tras los ataques de Hamás a Israel. X, que despidió a gran parte de las personas de los departamentos que luchaban contra la desinformación tras la llegada de Musk y restauró cuentas que habían diseminado información falsa y contenido que incita al odio, afirma que ha creado un grupo para evaluar la situación tras los ataques. Yaccarino ha solicitado una reunión con las autoridades comunitarias y reclama más detalles sobre el supuesto contenido falso o ilegal.

Sigue toda la información internacional en Facebook y X, o en nuestra newsletter semanal.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *