jueves, junio 20

Bryan Zaragoza, el viejo placer de regatear | Fútbol | Deportes

La pasada semana, las cámaras apuntaron a Granada. El Barcelona visitaba el Nuevo Los Cármenes, pero Bryan Zaragoza, jugador de moda en Andalucía, se sorprendía al tener que responder más preguntas sobre la selección de Luis De la Fuente que del equipo de Xavi Hernández. “Cuando tenga que llegar, llegará. ¿Y si me llaman? Iré andando”, contó, el delantero de 22 años, tras marcarle dos goles a los azulgrana, el segundo espectacular después de pasear a Koundé por el área de Ter Stegen. Sin embargo, no le hizo caminar mucho. Nada más terminar los compromisos con las televisiones con derechos, Nicolás Rodríguez, director deportivo del Granada, llamó a Zaragoza. “Pasa por aquí que te voy a decir una cosa”, le pidió. “Entré y estaba toda mi familia llorando”, reveló Bryan Zaragoza. Así se enteró, después de nueve partidos en Primera División, que De la Fuente lo había citado para los compromisos de este jueves ante Escocia en el Estadio de La Cartuja y para el del próximo 15 de octubre frente a Noruega en Oslo, correspondientes a la clasificación rumbo a la Eurocopa 2024.

“Francis [Hernández, coordinador de las categorías inferiores de la Roja] ya nos había advertido el año pasado de que había un jugador en el Granada al que teníamos que estar atentos”, advierten desde el staff técnico de la selección absoluta. Entonces, pasó algo inédito en la carrera de Zaragoza: rompió los plazos. “Y ese año fue cuando más lo empezamos a seguir”, añaden las mismas fuentes. Cinco goles, más una asistencia en sus primeros 592 minutos en la élite, fueron suficientes para De La Fuente.

“Su crecimiento ha sido muy grande. Es llamativo. Me parece que su salto se debe a que no le tiene miedo a nada, le da lo mismo jugar ante 50.000 personas que con sus amigos del barrio. Se atreve a todo”, concluyen desde el área deportiva de la Roja en Las Rozas. Robert Moreno, exseleccionador de España, fue el encargado de hacer debutar a Bryan Zaragoza en el primer equipo del Granada ante el Deportivo Laguna en la Copa del Rey en noviembre de 2021: “Me pareció muy llamativo que ese día entre lágrimas me agradeció que lo hiciera debutar. Nunca hay una explicación de por qué hay jugadores que tardan mucho en consolidarse en Primera. Él ha peleado mucho para estar donde está. Algunos se rinden, otros no. Bryan ha demostrado resistencia y constancia”.

Antes de consolidarse en el primer equipo del Granada en el tramo final del curso pasado, cuando el equipo de Paco López selló su regreso a Primera (cinco goles en 34 partidos en la Liga Smartbank, tres en los últimos tres encuentros), Zaragoza pasó sin prácticamente decir ni pío en el Polideportivo El Ejido (15 duelos, una diana) en la Segunda B (actual Primera RFEF) en la campaña 2020-2021, y por el filial del conjunto andaluz en la temporada 2021-2022 (34, siete) en la Segunda Federación. Es decir, hace un año y medio, el nuevo refuerzo de la Roja jugaba en la cuarta categoría del fútbol español. “Mi ascenso ha sido muy rápido, pero estoy preparado para todo. Trabajaba para esta oportunidad”, subrayó Zaragoza, sentado en la sala de prensa de la Ciudad de fútbol de Las Rozas. Nueva vida en el campo, también en las redes: “He abierto Instagram y tenía como 5.000 seguidores más. Es una locura”.

“Bryan se crió en 4 de diciembre, un barrio humilde, de gente trabajadora. En el que había pobreza, pero en la que él siempre tuvo la contención de su familia”, explica Juan Oñate, presidente de Tiro Pichón, primer club de Zaragoza en Málaga. Ni en su paso a Granada, mucho menos en su salto a la selección, Bryan quiere olvidar el fútbol que forjó en su infancia. “Son niños criados en la libertad, en el desparpajo de la calle”, remata Oñate.

“Desde pequeño he jugado a fútbol en la calle. Salía de entrenar e iba a jugar a la calle. Yo juego para el regate, no para correr detrás de la pelota. Mi estilo es jugar de tú a tú y tener la pelota”, completa Zaragoza. No engaña. Mucho menos lo hacen sus estadísticas: es el mejor regateador la Liga (28 de 59 intentos), el segundo mejor de Europa detrás de Leroy Sané (36 de 59 ). “Para mí es un artista del regate, un genio en el uno contra uno”, afirma Robert Moreno; “se habla mucho del que el jugador que recorta está en decadencia. Es falso. Lo que pasa es que no los usan”. No es el caso de De la Fuente, enamorado de Nico Williams, ahora también de Zaragoza. “Luis me pidió que sea atrevido”, reveló el extremo del Granada. Nada nuevo en su fútbol: un viejo-nuevo romántico del regate.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y X, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites