jueves, mayo 23

Conde de Godó 2024: Garbiñe Muguruza anuncia su retirada | Tenis | Deportes

“Hasta aquí he llegado”, dice este sábado Garbiñe Muguruza, que a sus 30 años y después de haber descubierto la vida más allá del tenis, cuelga la raqueta. Lo hace a su manera, cuándo y cómo ella quiere. Con una impresionante carrera a sus espaldas. Lucen en sus vitrinas un Roland Garros (2016), un Wimbledon (2017) y una Copa de Maestras (2021), además de haber tocado el cielo del circuito con el número uno que alcanzó en su apogeo profesional. Es ya, pese a su juventud, uno de los grandes símbolos del tenis español, huérfano de heroínas desde que Arantxa y Conchita diesen el paso a un lado. Pero ahí llegó ella, jugadora singular, temperamental y especial, con un juego atronador y sus características idas y venidas. Derribó a las Williams, y nunca quiso aceptar el camino que le imponía el dogma: la genialidad son momentos, recuerdos únicos, y su naturaleza le guio por esa vía, en contra de la opinión popular. Jamás quiso ser una más, sino que simplemente fue ella misma. Termina el viaje, intenso a más no poder. ¿Corto? De ninguna manera. A los 3 años ya sostenía una raqueta.

[Noticia de última hora, en breve publicaremos una ampliación].

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y X, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.