jueves, junio 20

Flag football, críquet, squash, lacrosse, béisbol y sóftbol, olímpicos en los Juegos Olímpicos de Los Ángeles 2028 | Deportes

El Comité Olímpico Internacional (COI) ha aprobado este lunes la inclusión de cinco nuevos deportes para los Juegos Olímpicos de Los Ángeles 2028. Si en Tokio 2020 la sorpresa fue el skate y en París 2024 la revolución será el breakdance, en 2028 será el turno del críquet, squash, lacrosse, flag football, béisbol y sóftbol (la versión femenina del béisbol). Estos últimos ya estuvieron en Tokio 2020, pero se cayeron de los Juegos de París (lo mismo que le ha pasado al karate, por ejemplo).

El críquet, que se disputará en el formato Twenty20 (duración más reducidad) fue olímpico en 1900. El lacrosse formó parte de dos Juegos de 1904 y 1908, y posteriormente fue deporte de demostración en 1928, 1932 y 1948. En 2028 se jugará en el formato Sixes. El squash y el flag football sí debutarán en unos Juegos Olímpicos.

El flag football es una modalidad del fútbol americano que se juega sin placajes. En vez de tirar al suelo al jugador contrario, el equipo defensor debe retirar uno de los dos banderines o pañuelos que cuelgan a los lados de la cintura (de mínimo 38 centímetros de largo). Estos pueden ir ya sea con un cinturón o dentro del pantalón corto. Pero el objetivo es el mismo, llegar corriendo o pasando el balón a la zona de anotación contraria. Niccolo Campriani, director de deportes, dijo que el fútbol americano es el deporte más popular en Estados Unidos y la versión ‘bandera’ o ‘tocho’ propuesta para los Juegos, sin contacto, es la más inclusiva. “El fútbol bandera es el futuro”, aseguró. La sesión del COI había aprobado la víspera el reconocimiento pleno de la Federación Internacional de Fútbol Americano, que estaba admitida por el Comité Olímpico Internacional solo de forma provisional.

John Harper, director de operaciones del comité organizador, explicó que el objetivo es innovar y ejercer el mayor impacto posible, mostrar deportes enraizados en la cultura de su país y, en sentido inverso, dar a conocer en Estados Unidos otros deportes internacionalmente relevantes. El béisbol, dijo, brindará en Los Ángeles la oportunidad de competir en los Juegos “a los mejores”. Y en cuanto al lacrosse, dijo: “Es historia debido a sus raíces indígenas. Fue el primer deporte de equipo en el continente. Será una vuelta al futuro”. El lacrosse es un deporte de equipo cuyo objetivo es marcar gol llevando una pelota de goma en el bolsillo del stick y tirando con este a portería. Existen diferentes modalidades, pero la olímpica solo será el sixes: seis contra seis en partidos de 32 minutos repartidos en cuatro tiempos de ocho en un campo de 55 por 30 metros.

En cuanto al squash, Campriani enfatizó que había llegado “su hora” y subrayó su universalidad al recordar que entre los diez primeros de la clasificación mundial, hombres o mujeres, hay representados cuatro continentes. El directivo aludió, por otra parte, al críquet como el segundo deporte más popular del mundo, con 2.500 millones de seguidores. “Hay un compromiso de hacerlo crecer en Estados Unidos”, señaló. Además, destacó el tirón digital del deporte y mencionó que el jugador indio Virat Kohli, presente en la reunión, “es el tercer deportista con más seguidores (en redes sociales), 314 millones, más que LeBron James, Tom Brady y Tiger Woods juntos”.

Karl Stoss, responsable de la comisión del programa de los Juegos, detalló que la federación internacional de béisbol/sóftbol cuenta con 191 federaciones nacionales, la de críquet con 108, la de fútbol americano con 74, la de lacrosse con 90 y la de squash con 82.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y X, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.