jueves, mayo 23

La jueza también investiga a Pedro Rocha, presidente virtual de la RFEF, en el marco de la operación Brodie | Fútbol | Deportes

La jueza Delia Rodrigo ha imputado a Pedro Rocha, virtual presidente de la Real Federación española de Fútbol (RFEF), en el marco de la operación Brodie después de que este acudiera a declarar este viernes como testigo. La magistrada interrumpió la declaración de Rocha pasada algo más de media hora y lo imputó después de responder al fiscal que como presidente de la comisión económica solo tenía una función representativa con respecto un contrato de adjudicación a la constructora Gruconsa para remodelar el estadio de La Cartuja y después que era presidente de la comisión gestora y no sabía nada tras la adjudicación de otro contrato a la misma constructora porque ya era presidente de la citada comisión. Em Gruconsa trabaja el hermano de Pedro González Segura, director de los servicios jurídicos federativos. Rocha también aseguró haberse enterado por la prensa de que Gerard Piqué intervino como comisionista en el contrato de la federación con Arabia Saudí para que la Supercopa de España se dispute en el país asiático. Tampoco dijo saber nada de la adenda que se añadió posteriormente al acuerdo con los saudíes. Además, tanto como presidente de la citada comisión económica y en su etapa como presidente de la gestora también coincide con los presupuestos sobrecostes en los viajes de las distintas selecciones nacionales.

A la imputación también se añade que, según ha podido saber este periódico, el Tribunal Administrativo del Deporte (TAD) ha abierto expediente a Rocha por infracción muy grave por no convocar elecciones a su debido tiempo y extralimitarse en sus funciones como presidente de la gestora. Según fuentes del Consejo Superior de Deportes (CSD) esta situación agrava la crisis en la federación. El presidente del CSD, José Manuel Rodríguez Uribes, se ha puesto en contacto con la FIFA este viernes, de manera inmediata, y las conversaciones continuarán en las próximas horas. El Gobierno, aseguran las mismas fuentes, garantizará en todo caso el buen desarrollo de los compromisos internacionales que el fútbol español tiene por delante como la participación de la selección masculina, en la Eurocopa, la de esta y la femenina en los Juegos Olímpicos y la organización del Mundial 2030. El CSD debe decidir ahora si convoca a su comisión directiva para suspender provisionalmente a Rocha hasta que el TAD resuelva el expediente.

La juez había citado al dirigente extremeño tras un escrito de Miguel Ángel Galán, presidente de Cenafe, en el que denunciaba una presunta obstrucción a la justicia. La federación no atendió a los requerimientos de documentación de la jueza y esto desencadenó la citada operación Brodie, que desembocó en el registro de la sede federativa y en las detenciones de varios dirigentes de la federación.

Rocha había sido proclamado esta mañana virtual mandamás del fútbol español al ser el único candidato que el jueves entregó los avales necesarios, 21, para presentar la candidatura. Rocha fue avalado por 107 asambleístas y su presidencia iba a ser oficializada este lunes. Tenía el beneplácito de todas las instituciones deportivas, nacionales e internacionales, incluida LaLiga. Con su imputación, todo ha saltado por los aires. El mismo Rocha había tomado la decisión de apartar de sus funciones a directivos y empleados federativos que ya estaban siendo investigados. La cuestión es si hará lo mismo con su propia figura.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y X, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.