domingo, abril 14

La matanza del hospital de Gaza incendia el mundo islámico con una oleada de protestas | Internacional

La matanza de cientos de civiles, el martes en un hospital de Gaza, ha desatado una ola de protestas que recorre el mundo islámico con una marea de solidaridad con la causa palestina sin precedentes recientes. Las manifestaciones contra un ataque atribuido unánimemente a Israel en las naciones musulmanas ―el Gobierno de Benjamín Netanyahu defiende que el impacto se debió a un proyectil del grupo Yihad Islámica― se han extendido desde Pakistán y Turquía hasta Egipto y Marruecos. En estos dos últimos países, con los que mantiene relaciones, el Estado judío ha ordenado la evacuación de sus diplomáticos ante la amenaza de un asalto a sus legaciones. Irán ha llamado a los países de la Organización de Cooperación Islámica (OCI) a imponer sanciones, como un embargo de petróleo, a Israel.

Las manifestaciones, que estallaron en la misma noche del martes en los países musulmanes, se han reproducido este miércoles ante la Embajada de Israel en Amán, ante la Embajada de Estados Unidos en Beirut o en las universidades de El Cairo. Tanto en la capital egipcia como en la de Marruecos, los diplomáticos israelíes han recibido instrucciones del Ministerio de Exteriores desde Jerusalén para evacuar las legaciones ante el riesgo de que se produzca un asalto durante las manifestaciones.

El Gobierno de Rabat, estrecho aliado del israelí tras haber normalizado relaciones en 2020 al amparo de los llamados Acuerdos de Abraham, auspiciados por EE UU, autorizó el domingo una multitudinaria marcha de protesta en Rabat contra los bombardeos de Israel en Gaza. Miles de marroquíes se manifestaron también el martes en la capital del país, y en Tánger, Casablanca o Marraquech, tras la mortífera explosión en el hospital gazatí.

En todas las representaciones israelíes en el exterior se ha recibido una alerta de seguridad, según ha informado este miércoles el diario Yediot Ajronot. Las medidas implican un refuerzo de la vigilancia en embajadas y consulados, acompañada de una restricción al máximo de los movimientos de su personal, así como el traslado de los diplomáticos a países considerados seguros.

También en Egipto, el presidente, Abdelfatá al Sisi, afirmó que el ataque contra el hospital Al Ahli al Arabi de Gaza fue más allá de “una acción militar contra Hamás” y forma parte de una política de “limpieza étnica (…) para expulsar a los palestinos de su tierra”, en concreto a través de la frontera egipcia, informa Efe. “Esto no es aceptable para nadie, además de poner en peligro la estabilidad de nuestro país”, advirtió el mandatario egipcio en presencia del canciller alemán, Olaf Scholz, de visita oficial en El Cairo. Egipto teme que una diáspora masiva de exiliados palestinos en la península de El Sinaí pueda convertirse en base de operaciones militares contra Israel. Al Sisi también alertó ante un eventual desplazamiento de población de Cisjordania hacia la vecina Jordania.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.

Suscríbete

Mientras tanto, Irán ha reclamado en Yedá (Arabia Saudí) a la Organización de Cooperación Islámica que imponga sanciones económicas a Israel, como un embargo de petróleo, tras la tragedia ocurrida en el hospital de Gaza. La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) no tiene previsto celebrar una reunión extraordinaria para tratar esta petición, según informa la agencia Reuters. En 1973, tras la Guerra de Yom Kipur lanzada por Egipto y Siria contra Israel, Arabia Saudí lideró en el seno de la OPEP un embargo de petróleo a los países occidentales por su apoyo a los israelíes.

El presidente de Irán, Ebrahim Raisí, amenazó desde Teherán a Israel con una “dura venganza” de los países musulmanes, tras denunciar el ataque contra el hospital de Gaza al término de una gran manifestación de protesta en una jornada de luto. “El comienzo del fin del régimen sionista ha llegado”, enfatizó el mandatario iraní, quien acusó a EE UU de ser cómplice con los crímenes de guerra israelíes.

La reunión urgente en Yedá de la OCI fue además escenario de una acusación del ministro de Asuntos Exteriores palestino, Riad Malki, contra Israel. El diplomático aseguró que el hospital Al Ahli al Arabi de Gaza ya sufrió el lunes un “ataque de advertencia israelí” para que se desalojara el centro sanitario. Turquía, Egipto, Siria e Irak también han declarado jornadas de luto por la tragedia registrada en el hospital gazatí.

Las manifestaciones de protesta en Pakistán e Indonesia, los principales países musulmanes de Asia, han sido también multitudinarias. La noche anterior, las marchas y concentraciones ya mostraron una explosión de indignación de la calle árabe poco después del ataque al mencionado hospital de Gaza, que ha causado 471 muertos, según el Ministerio de Salud gazatí. La matanza generó protestas con marchas improvisadas en países de la región de Oriente Próximo, pero también en otros más alejados como Túnez. En algunas de ellas se produjeron brotes violentos y disturbios ante las embajadas de EE UU o Israel y en medio de la condena de la masacre de gobiernos habitualmente remisos a pronunciarse de forma tan contundente contra Israel.

Sigue toda la información internacional en Facebook y X, o en nuestra newsletter semanal.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites

_

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *