miércoles, mayo 22

Rodríguez Uribes convocará la comisión directiva del CSD para suspender provisionalmente a Pedro Rocha por falta muy grave | Fútbol | Deportes

El presidente del Consejo Superior de Deportes, José Manuel Rodríguez Uribes, ha anunciado esta mañana que convocará en los próximos días a la comisión directiva del organismo que preside para someter a votación la suspensión provisional por falta muy grave de Pedro Rocha y del resto de la comisión gestora de la Real Federación Española (RFEF). “Estamos en contacto con la FIFA, he transmitido nuestra preocupación y determinación para adoptar de manera coordinada todas las medidas necesarias para asegurar que no vuelva a darse una crisis reputacional de la federación como esta. Voy a convocar en los próximos días a la comisión directiva para tomar una decisión tras la resolución del TAD que califica como muy graves los hechos de la comisión gestora y de su presidente. No puede haber más actuaciones desde la federación donde sus dirigentes se extralimiten, debe alejarse de comportamientos que nos avergüenzan a todos. El fútbol español se merece que sus representantes se guíen por los principios de honradez y buena gobernanza”, advirtió Uribes.

La intervención de Uribes se produjo en medio de un ambiente de división en el fútbol español. Al filo de la una de la madrugada de este martes, una decena de presidentes territoriales contrarios a que Pedro Rocha asuma la presidencia de la Real Federación Española se reunió de urgencia por vía telemática. La condición de investigado de Rocha en el marco de la Operación Brodie, y ser expedientado junto a toda la comisión gestora por el Tribunal Administrativo del Deporte (TAD) por falta muy grave ha quebrado la falsa unidad del fútbol español que se pretendió proclamar cuando el dirigente extremeño presentó 107 avales el pasado jueves. “Rocha no puede seguir manchando el nombre de la federación, lo tiene que entender”, opina de uno de los participantes en el cónclave de los opositores al dirigente extremeño.

Rocha fue el único candidato en obtener los 21 avales requeridos para presentar candidaturas y el viernes se encaminaba a la poltrona del fútbol español con su proclamación provisional. Hasta que ese mismo día, la jueza Delia Rodrigo, en menos de media hora de declaración ante el fiscal, cambió su condición de testigo a imputado en la causa que investiga presuntos delitos de corrupción en los negocios, administración desleal y pertenencia a organización criminal. La confirmación el lunes del expediente del TAD a Rocha y al resto de la comisión gestora por extralimitarse en sus funciones y por no convocar elecciones a su debido tiempo precipitaron la citada reunión de los opositores. De las conversaciones salió el acuerdo para un escrito al Consejo Superior de Deportes (CSD) y a la FIFA que se ultimaba esta mañana. Entre algunos barones también cobró fuerza como futurible candidato el nombre de Emilio García Silvero, director de los servicios jurídicos de la FIFA. En contra de este juega que su hermano se ha visto salpicado por la Operación Brodie al ser el responsable de infraestructuras de la RFEF y es imputado al participar en los trámites de adjudicación de obras a la constructora Gruconsa, que está en el centro de la trama investigada por la jueza.

Entre los barones que optan por la regeneración de la institución (los del País Vasco, Canarias, Madrid, las dos Castillas y Valencia) también existe la convicción de que la presidencia de Rocha supondría la invasión de LaLiga en la gestión de la federación. Javier Tebas, presidente de la patronal y defensor de Rocha, se descolgó con un escrito en el que recurrió la imputación de este. Un quid pro quo porque la comisión gestora presidida por Rocha retiró a la federación de la demanda contra el acuerdo de LaLiga con el fondo CVC.

Hay barones anti Rocha que también observan en el interés de Tebas por controlar la RFEF la intención de sumar un aliado en la guerra abierta que mantiene con Florentino Pérez. Ya lo anunció el excomisionado externo Tomás González Cueto en la reunión de la comisión gestora en la que se votó retirar la demanda. “Hay que elegir enemigo, el Real Madrid o LaLiga”, dijo el exasesor jurídico externo, también investigado en la Operación Brodie.

La posición de Rocha es firme en cuanto a no renunciar a la presidencia federativa. Fuentes de su entorno estudian querellarse por prevaricación contra los miembros del TAD y contra el presidente del CSD, José Manuel Rodríguez Uribes. Querellarse contra el tribunal o contra el CSD también formó parte de las estrategias de Villar y Luis Rubiales para mantenerse en la presidencia del fútbol español. Esas mismas fuentes justifican que ni Rocha ni el resto de miembros de la comisión gestora se extralimitaron en sus funciones al renovar a Luis de la Fuente porque existía una cláusula y el contrato expiraba durante la Eurocopa, o que la retirada de la demanda por el acuerdo de CVC se hizo porque la asesoría jurídica de la RFEF alegó que era un procedimiento iniciado por la guerra personal entre Rubiales y Tebas.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y X, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.